La Agencia de Tierras está modernizando sus sistemas de información y avanza en la construcción de una plataforma de datos dentro de las cuales se da un gran valor a aquellas relacionadas con asuntos étnicos, específicamente, reservas campesinas, resguardos indígenas y consejos negros.
 
 
En un reto colosal, que ha incluido acopiar, digitalizar y disponer de cientos de registros que solo existían en el papel y  horas y horas de trabajo de más de 40 funcionarios de la Agencia Nacional de Tierras, se ha convertido la construcción de un único sistema de información que permita conocer cuáles y dónde están las zonas de reserva campesina, los resguardos indígenas y los consejos de comunidades negras en el país.
La información está siendo consignada en el portal de datos abiertos de la entidad ( http://data-agenciadetierras.opendata.arcgis.com/ )  e incluye  la ubicación geográfica, la extensión y algunos atributos relacionados con el acto administrativo que soporta cada zona y el nombre de la etnia que la ocupa, entre otros.

Según William Sandoval, 
Subdirector de Sistemas de Información de Tierras de la Agencia,  el tiempo estimado para el procesamiento, estructuración y centralización de la información será de alrededor de 6 meses, ya que debe pasar por un proceso de calidad y ajuste.

Para la autoridad de tierras de la Nación, que reemplazó desde el 2016 al Instituto Colombiano de Desarrollo Rural (Incoder), el diseño y la puesta en marcha de un único sistema ha demandado la conformación de un equipo integrado por ingenieros de sistemas, catastrales, topográficos y forestales, geodestas, abogados y agrónomos.


“Modernizar la entidad ha implicado un reto altamente complejo, arduo y prioritario que comprendió la recepción de
 los múltiples sistemas que tenía el Incoder, así como la recepción de importantes volúmenes de información en físico y archivos que debieron ser inventariados y procesados para determinar su calidad y su estructura”, afirmó Sandoval.

Agrega que durante el 2016, además de recibir la información que tenía digitalizada el Instituto, “se encontró un gran volumen de datos que estaban en proceso de desarrollo
 y con deficiencias en su estructura.  La documentación que acompañó cada sistema fue limitada y muy compleja de entender”.

Con la entrada en operación de la Agencia, se pasó de un modelo de demanda a uno activo de oferta de servicios hacia los ciudadanos. “Todo este esfuerzo institucional ha dinamizado la consolidación de una plataforma tecnológica que agrupa la información institucional 
a un enfoque de datos maestros, que facilita a los funcionarios entre otros aspectos contar con un inventario centralizado, debidamente constituido y que permita la generación de reportes. También  se han adelantado procesos de revisión de calidad a bases de datos que componen los sistemas  existentes y se avanza en la construcción del Sistema de Integrado de Tierras – SIT, el Registro de Sujetos de Ordenamiento Social – Reso, el Observatorio de Tierras de la Nación como soporte para los planes de ordenamiento social de la propiedad rural”, señaló Sandoval.
 
La información estructurada a nivel de base de datos recibida por parte el Incoder, relacionada con Asuntos Étnicos y Acceso a tierras corresponde a:
 
Capa de información
Cantidad registros
Solicitud de ampliación resguardo indígena
122
Solicitud constitución resguardos indígenas
144
Solicitud saneamiento resguardos indígenas
16
Solicitud titulación comunidad negras
48
Zonas de reserva campesina constituidas
6
Zonas de reserva campesina en proceso de constitución
6
Comunidades negras
188
Ley 70
1
Resguardos indígenas
779
Total
1.249
 
En cuanto a la información de Asuntos Étnicos no estructurada a nivel de base de datos se tiene:
 
Capa de información
Cantidad registros
Dwg (ficheros de autocad)
281
Shapefiel (ESRI)
240
Bases de datos geográficas (personal y file geodatabase)
253
Numeraciones de plano
133